¡Eh! que quedarse en casa es emocionante y a veces da miedo